18 de mayo de 2024

Radio Clásica

Argentina

La soprano Asmik Grigorian debuta en la MET con Madama Buterfly de Puccini

La soprano lituana Asmik Grigorian debuta con el papel de Cio-Cio-San de la ópera Madama Butterfly, de Giacomo puccini, en la Metropolitan Opera de Nueva York.

La soprano Asmik Grigorian debuta en la MET con Madama Buterfly de Puccini

La soprano Asmik Grigoria ©Jonathan Tichler MET Opera

La cantante Asmik Grigorian ha debutado esta primavera en la Metropolitan Opera de Nueva York con el papel de Cio-Cio-San en Madama Butterfly, de Puccini. La soprano lituana participará en esta producción del teatro neoyorquino aún los días 7 y 11 de mayo. Su actuación el sábado 11 de mayo será retransmitida para todo el mundo en cines. Si bien es su estreno en el teatro norteamericano, Grigorian conoce bien el papel, ya que, antes de su participación en la producción de la MET Opera, interpretó este mismo rol en la Royal Opera House de Londres.

Nacida en Vilna (Lituania), Grigorian es hija del tenor armenio Gegham Grigoryan y de la soprano lituana Irena Milkevičiūtė, por lo que desde su infancia estuvo en contacto directo con la música.

En una entrevista reciente realizada por Shivani Vora pudimos conocer un poco más a fondo la figura de esta intérprete. En ella, Grigorian destaca los rituales que preceden y siguen a todas las actuaciones: antes de cantar, calienta la voz, envía mensajes a sus seres queridos e intenta calmar la tensión previa a salir al escenario. Una vez la función ha finalizado, indica que suele volver a su casa con su hija o de cena con sus amigos y compañeros, ya que tarda en calmarse después de finalizar sus actuaciones, por lo que no puede irse a dormir de forma inmediata. La mañana siguiente a una interpretación, la cantante señala que siempre busca dormir muchas horas para poder recuperarse y descansar, si bien indica que esto es algo difícil a causa de la experiencia de la actuación y la adrenalina que esto le produce.

En cuanto a su experiencia como intérprete, destaca que su espectador preferido es aquel que acude a una función de ópera con la mente y espíritu preparados para experimentar la representación. Un elemento fundamental para todo intérprete es la gestión de la carrera, a lo que Grigorian indica que sus padres tuvieron un gran impacto en ella, ya que ambos, como hemos mencionado, eran también cantantes. Señala que comenzó a estudiar piano a los cinco años sin saber que quería dedicarse al canto lírico, siendo para ella impensable realizar una carrera profesional en él. Para ella, la ópera tiene un mensaje dedicado a uno mismo a través de la música, siendo esto algo que hay que sentir.

Como curiosidad, indica que el restaurante que más frecuenta cerca del MET es uno especializado en comida japonesa (Sushi Yasaka), lo que le permite puntualizar la buena experiencia que tuvo en Japón cuando viajó al país nipón para una actuación. De Nueva York destaca Central Park, dado su amor por la naturaleza, especialmente en la primavera. Además, destaca la cercanía de este lugar con la MET Ópera.

Para desestresarse del gran trabajo que supone dedicarse al canto lírico profesional, la cantante indica que le encanta estar en la naturaleza, ya que esta le tranquiliza y le resulta un tanto exótica, al haber nacido en una ciudad. En cuanto a sus viajes de trabajo, destaca que elige sus destinos en función del proyecto y el equipo artístico que lo avala, más que por el lugar en el que va a actuar. Señala que es algo muy importante, ya que pasa mucho tiempo en estos espacios, si bien destaca que se siente contenta si este lugar es soleado y con buen clima.

Más información

The post La soprano Asmik Grigorian debuta en la MET con Madama Buterfly de Puccini first appeared on Beckmesser.