18 de mayo de 2024

Radio Clásica

Argentina

La Orquesta de Cámara del Congreso de la Nación, premiada

 

Por tercera vez, la Asociación de Críticos Musicales de la Argentina consideró a la Orquesta de Cámara del Congreso de la Nación como la «Mejor Orquesta de Cámara del país». La agrupación conducida por Sebastiano De Filippi y propulsada por Lucio Bruno Videla dedica sus esfuerzos a la difusión de la música de compositores argentinos y latinoamericanos, amalgamados con los creadores de máximo renombre en la música universal.

Satisfecho con el reconocimiento, De Filippi devolvió un guiño a los periodistas de la histórica institución que reúne a los más conocedores en música clásica, haciéndoles notar que el trabajo de la orquesta «no ha pasado inobservado» y que el premio implica una «responsabilidad a futuro».

Originalmente, este organismo artístico fue la «Orquesta de Cámara de la Biblioteca del Congreso de la Nación». El sello CDC de Radio Clásica editó su CD nº 28 con el Concierto para piano en La Mayor K 414 de Mozart, con Susana Agrest como solista, el Concierto para oboe, cuerdas y bajo continuo BWV 1060 de Johann Sebastian Bach, grabado por la orquesta con Luis Roggero, en violín, el oboísta Andrés Spiller y el clavecinista Matías Targhetta. En ese CD, la Orquesta de Cámara la Biblioteca del Congreso de la Nación estrenó la Tercera Suite Argentina para cuerdas de Alberto Williams.

Los conciertos de la Orquesta de Cámara del Congreso de la Nación se realizan en el Salón de Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, Av Rivadavia 1864, los últimos viernes de cada mes a las 19.30, gratis.


Oportunamente, Rob Barnett, histórico crítico editor de BMS News, la revista de la British Music Society y posterior fundador de Music Web International, quien recibió el CD enviado por Videla, valoró en abundancia la producción.

Tanto las obras de Bach como las de Mozart tienen interpretaciones notablemente maduras y tensas.

El pequeño conjunto de cuerdas se suma a la sensación de claridad. Sin embargo, no es probable que estas obras hagan que el disco de interés internacional sea bueno, aunque las interpretaciones sí lo son.

El principal interés generado por este disco se centra en que la suite de Williams recibe aquí su grabación de estreno mundial. No hay duda al respecto, esta suite agrega valiosamente a las riquezas de la música de concierto para cuerdas del mundo. Data de 1923 y está escrito en un idioma que parte de la gran tradición europea (serenatas de Tchaikovsky y Dvorák) y parte de elementos latinoamericanos. Vidalita, Arroro, Variaciones 1 2 y 4 están en el modo europeo aunque también noté una similitud con la Suite para cuerdas de Frank Bridge. milonga, La Variación 3 y Cielito se reconocen instantáneamente como acento hispano.

La orquesta es amable y sensible al espíritu nostálgico de esta música.

En las secciones europeas me preguntaba si los jugadores contemporáneos expatriados en la década de 1920 podrían haber recordado los encantos urbanos de Viena y Praga tal es el giro y vuelta de la inspiración de Williams. Williams es sin duda un buen compositor. Puede que sea más, hasta que escuchemos más debemos reservarnos el juicio.

He estado escuchando algunas cintas de transmisión de otros trabajos de Williams, Ernesto Drangosch y otros y espero informar más. Mientras tanto, este disco bien merece su atención para Williams y no subestime las interpretaciones de Mozart y Bach tampoco.

Crítica completa