18 de mayo de 2024

Radio Clásica

Argentina

Norma, Floria y Violetta ya tienen casa: La Callas, por fin, estrena museo

Después de meses de retrasos que se han convertido en años y un millón de euros de presupuesto, el museo dedicado a la Divina se ha inaugurado en un edificio neoclásico del centro de Atenas, poco antes de que se cumpla el centenario del nacimiento de la artista. A través de más de 500 objetos divididos en dos plantas se recreará la vida y obra de la cantante que murió sola en París a los 53 años

María Callas

María Callas

Nació en Nueva York, pero miente quien afirme que ella no se sintió griega (sus padres lo eran y emigraron a EE UU en busca de una vida mejor). Protagonista de una vida llevada hasta el límite del drama y la tragedia, madre privada de hijos, amante humillada, esposa, mujer poderosa, artista caprichosa, solitaria, al cabo. Sola en su último día en París, desde cuyo apartamento de la calle Georges Mandel dijo adiós a la vida. Tenía 53 años.

Desde su nacimiento en 1923 en Brooklyn hasta 1937 vivió en la ciudad de los rascacielos. Ese año emigró a Grecia. Y a punto de cumplirse el centenario de su nacimiento, que será el próximo 2 de diciembre, su país de adopción inaugura, por fin, el museo de su vida y su obra. Un templo neoclásico dedicado a su voz cuya primera previsión de que abriera sus puertas hay que buscarla en un ya lejano 2015. Casi 10 años después, crisis y rescate por medio y un millón largo de euros de presupuesto después, el Museo Maria Callas ocupa un bello edificio del número 44 de la calle Mitropoleos, en el antiguo Hotel Royal, que aún conserva elementos eclécticos de la arquitectura de entreguerras y está ubicado frente a la Catedral Metropolitana de Atenas.

maria callas museo

Proyecto del Museo de Maria Callas

Una Academia de Artes Líricas

La idea inicial era haber utilizado la casa en que Callas vivió para abrir el centro museístico; sin embargo, un seísmo que sacudió la ciudad en 1999 dio al traste con el proyecto al quedar seriamente dañado el edificio, un amplio inmueble de cuatro plantas en el número 61 de la ateniense calle Patision. El Ayuntamiento, que ha presupuestado casi siete millones de euros para su restauración integral y acondicionamiento, quiere abrir en su lugar una Academia de Artes Líricas

El hotel estuvo en funcionamiento hasta 1969 y fue declarado edificio protegido en 1985. Sus obras de renovación comenzaron en el mismo período y actualmente es propiedad del Ayuntamiento de Atenas. Su facha es tan discreta como sobria. Bella y limpia, sin ornamentos. En ella está la artista. En cada rincón de cada una de las cuatro plantas. Su voz es el hilo conductor que invita a pasear por la vida y la obra de quien ha sido una de las grandes voces de la historia de la ópera. Ella cantando, hablando, interpretando a Norma, Floria (Tosca) y Violeta (Valéry, La traviata), que son los tres personajes líricos que inspiran tres de las salas en que se divide la primera planta.

Un abrigo de chinchilla, icono de moda

La colección que forma este museo comenzó a ser una realidad cuando el Ayuntamiento de Atenas se decidió a comprar varios objetos pertenecientes a la Callas en una subasta celebrada en París el 2000, como el icónico abrigo de piel de chinchilla que ella gustaba de colocarse sobre los hombros, fabricado ex profeso para ella a fines de los años cincuenta del pasado siglo por su amiga Elvira Leonardi Bouyeure, conocida como Biki Milán, nieta de Puccini, y que fue la primera pieza de la colección, así como un espejo para una producción de La Traviata verdiana en La Scala y que ella utilizó para maquillarse en el camerino. Se exhiben también bastantes vestidos y entre las curiosidades destaca un pequeño cuaderno lleno de dedicatorias de compañeros de colegio, profesores y amigos de sus viajes de América a Grecia. La exposición incluirá fotografías originales de su álbum privado, cartas recibidas y escritas por la Callas, carteles y programas de sus actuaciones, objetos personales suyos, vestuario teatral, material audiovisual con grabaciones de su voz, partituras, libros, material de archivo y obras de arte inspiradas en ella.

Proyecto del Museo de Maria Callas

La voz eterna de Maria

El diseño museológico del centro lleva la firma de Andromachi Gazi (museólogo, presidente del Departamento de Comunicación y Medios Culturales), Erato Koutsoudaki-Gerolympou (arquitecta y museóloga) y Alexandros Harkiolakis (director de la Sociedad de Amigos de la Música). El elemento fundamental de la narrativa museológica es el sonido, la voz, cuyo recorrido marca el itinerario de la planta superior: allí dominará la voz de Maria Callas para representar su polifacética personalidad a través de estímulos audiovisuales que acercan al visitante a la vertiente más teatral de la artista. Este espacio estará dividido en cuatro salas que presentarán al visitante a Callas en sus tres manifestaciones: cantante, actriz y docente. La primera sala está inspirada en Norma, la segunda en Tosca, la tercera en La Traviata y la cuarta en la Escuela Juilliard de artes escénicas y las clases magistrales que Callas impartió allí unos años antes de su muerte. En el primer piso, explica Koutsoudaki Gerolympou en su página web, “la exposición se adentra hacia un terreno más convencional. Usando una línea de tiempo el visitante tendrá la oportunidad de aprender más sobre la vida de la soprano, como dónde estudió, quiénes fueron sus profesores, las personas importantes que marcaron su vida, incluso su relación con la moda y el arte. Una vez más, la tecnología digital desempeñará un papel clave a lo largo del recorrido”. Gema Pajares

The post Norma, Floria y Violetta ya tienen casa: La Callas, por fin, estrena museo first appeared on Beckmesser.