13 de abril de 2024

Radio Clásica

Argentina

Los espacios de formación en la cuarentena

Los cuerpos dedicados a la construcción pedagógica, como los seminarios de canto, de danza y la orquesta juvenil del Teatro San Martín, afrontan el desafío del encuentro virtual en tiempos de pandemia.

Seminario de Danzas “Nora Irinova” en función

En un contexto en el que el distanciamiento social es una de las claves para enfrentar la pandemia, el Seminario de Danzas Clásica “Nora Irinova” trasladó sus salones al encuentro virtual entre docentes y alumnos.

La maestra María Esther Triviño, directora del espacio, expresa que la institución decidió continuar impartiendo clases con un objetivo claro: “motivar” a los alumnos.

Hay libertad en la manera de impartir los conocimientos porque mucho depende de la situación particular de cada docente y de su grupo de alumnos -expresa Triviño-. Algunas personas están trabajando con distintas plataformas digitales como Zoom, Meet, Classrooms. Hay maestros que graban la clase, la suben a una plataforma, los alumnos la controlan, se la aprenden, luego la ejecutan”.

«“Yo estoy fascinada con el trabajo que hacemos”«

María Esther Triviño, Directora del Seminario de Danzas Clásicas Nora Irinova

A requerimiento del maestro, los alumnos envían los vídeos grabados para su corrección. Hay otros maestros que dan las clases en vivo y, como dictan la clase con la música correspondiente, pueden corregir a los alumnos in situ”, cuenta Triviño.

Tres dimensiones en una pantalla

María Esther Triviño está al frente del Seminario de Danzas Clásicas “Nora Irinova”.

Para ella, la situación se tradujo en desafíos que implicaron nuevas habilidades, como la de enseñar a través de internet cuando el cuerpo es el instrumento. La maestra optó por realizar vídeos donde ella aparece realizando pasos  puntuales para comenzar así un hilo de grabaciones documentadas a los fines de acompañar, corregir, puntualizar y animar a sus estudiantes, utilizando los recursos más populares de un celular (vídeos, audios, mensajes o videollamada), con el propósito de garantizar la comunicación del contenido atendiendo las distintas realidades.

La maestra de ballet, agrega: “Es muy complejo ir corrigiéndole el movimiento de los brazos, las piernas, la respiración, la colocación del cuerpo. El trabajo que está haciendo el seminario es impresionante para transmitir algo tridimensional en donde se necesita que el maestro esté al lado del alumno para indicar, porque el alumno debe sentir las correcciones”. Más adelante, comenta que los chicos trabajan con muchísimo entusiasmo y motivación. “Constantemente se esfuerzan para mejorar, yo estoy fascinada por el trabajo que estamos haciendo”, concluye. Tanto docentes como alumnos resuelven los inconvenientes de superficie con los instrumentos disponibles, lo que la casa ofrezca. En este contexto, la rutina de entrenamiento es muy precisa y flexible a las condiciones para evitar posibles lesiones. “Entre todos los maestros, hemos llegado a la conclusión que se va a poder dar lo que se pueda, sin exigirles demasiado, pero sí poniendo parámetros y lineamientos que deben cumplirse”, sostiene Triviño.

“Nuestros ensayos aportan contención y esperanza”

El Seminario de Canto también apuesta al encuentro virtual.

Matías Saccone está al frente del Seminario de Canto del Teatro del Libertador desde el año 2008. El seminario celebra este año su 30° Aniversario dedicado a la formación de jóvenes que aspiran a ser cantantes profesionales.

A medida que transcurrían las decisiones políticas vinculadas a la cuarentena, el Seminario de Canto buscó adaptarse con todo el cuerpo académico de 80 personas en la virtualidad.

“Tenemos una planificación anual que recorre diferentes aspectos y necesidades del cantante profesional. Se puede decir que en estos tiempos no se han suprimido contenidos de lo planificado en cuanto a lo musical, simplemente se está transmitiendo y desarrollando con estrategias diferentes a las convencionales”, explica Saccone.

Matías Saccone es el Director del Coro del Seminario de Canto del Teatro del Libertador

La voluntariosa ingeniería de los ensayos mediante la plataforma Zoom explica la vocación y profesionalismo de cada integrante. De acuerdo al mismo director, primero realizan reuniones donde todos están convocados para luego dar lugar a las intervenciones por tipo de cuerda.

Para que este sistema funcione, el director subraya el compromiso de un equipo conformado por: Agustín Molas Pozzi, asistente técnico y musical; Susana Ferreyra y Laura Mangalavitti, pianistas y de los instructores de cuerdas Melina Ceballos, Guadalupe Sánchez, Franco Aparicio y Santiago Brusco.

 

La grabación en remoto

“Respetando los horarios de ensayo, todo el material se convierte a PDF y archivos musicales midi. Luego cada instructor y pianista desde su casa transmite los contenidos ayudados por un piano y cantando al mismo tiempo que los coreutas silencian sus micrófonos”, cuenta Saccone.

La creatividad hace gala en estos tiempos y así lo recuerda la interpretación realizada por el coro registrada en un video virtual del “Gloria” del músico argentino Athos Palma (1851 1951). Innovar, proponer y contener a las jóvenes cantantes con materiales inéditos es una de las premisas que persigue Saccone.

«“La respuesta de los integrantes del seminario de canto fue inmediata, incondicional y comprometida”«

Matías Saccone, Director del Coro del Seminario de canto del Teatro del Libertador

,

“Es emocionante ver cómo cada martes, miércoles y jueves los cantantes se disponen a trabajar y estudiar desde su casa, unidos donde en definitiva ya no existe la distancia, quizás estamos mucho más cerca que otras veces”, concluye Saccone.

“Es un aprendizaje para el alumno y para el docente”

Orquesta Académica Juvenil del teatro del Libertador

La agrupación que dirige el maestro Hadrian Avila Arzuza hizo eco de los cambios surgidos por la situación de emergencia sanitaria y propuso un esquema de trabajo alternativo entre los instructores Mauro Asís, Luis Palacios, Javier Becerra, Cecilia Ulloque, Gabriela Russo,  Marcelo Conca y Anibal Borzone, además del archivista,  Claudio Fernandez

En esta oportunidad, el maestro Mauro Asís, instructor de violines y violas de la Orquesta Académica Juvenil, quien se perfeccionó con el recordado maestro Finlay Ferguson, destacó la laboriosa como satisfactoria experiencia de gestionar las clases virtuales.

“Se organizaron clases virtuales sobre el repertorio de la orquesta y sobre extractos orquestales que son materia de estudio en concursos, también masterclasses con profesores reconocidos, y se les entregó material en partituras escaneadas y videos grabados por el instructor para explicar el estudio de cada extracto”, explica Asís. El reemplazo de la sala de ensayo por espacios tecnológicos como son Zoom, videos demostrativos, material en PDF y Whatsapp, implicó investigar y sensibilizarse en el universo de la pedagogía en los campos virtuales.

Adaptarse a los recursos y motivar el estudio

En la situación actual, fue necesario aprender a usar todas las herramientas informáticas y tecnológicas a disposición -recalca Asís-. Desde las aplicaciones de vídeo llamada, programas de escaneo de partituras, hasta poder filmar correctamente cada video con luz, sonido y ángulo adecuado”.

Hadrian Avila Arzuza dirgie un ensayo de la Orquesta Académica Juvenil – foto archivo-

Los alumnos tuvieron una inmediata respuesta a los esfuerzos del cuerpo docente manifestándose en intensa participación, consultas y mensajes.

Cuando el ambiente no es el adecuado, por falta de tecnología en el hogar, se trata de hacer llegar material de estudio y vídeos por distintas vías alternativas. Por otra parte, se trata de incentivar a los alumnos generando rutinas de estudio productivas y motivándolos en cada reunión virtual que tenemos semanalmente”, concluye Mauro Asís.

Por su parte, una voz distinguida en la agrupación como la de Constanza Gutierrez (coordinadora de la orquesta) se suma a la nota: “Animamos a los chicos al ´estudio personal´,  a la rutina técnica que todo músico necesita. El estudio personal, en soledad, cada uno con su instrumento. Lo virtual nos acerca, estamos en una nueva manera de concebir la música, creando un espacio lleno de oportunidades, descubrimientos y nuevas maneras de concebir proyectos. Nos preparamos para volver, esperando que sea muy pronto. Añoramos el encuentro personal, ese sonido de ensayo, la energía del concierto y la magia de nuestro querido Teatro”.

***