13 de abril de 2024

Radio Clásica

Argentina

La Flauta Mágica · ópera de W.A. Mozart

 

La Flauta Mágica

ópera de W.A. Mozart

 

Cuerpos artísticos de Tucumán

Orquesta Estable · Coro Estable · Ballet Contemporáneo · Teatro Estable · Coro de niños y jóvenes · Teatro de niños y jóvenes del Ente Cultural · Escuela de Circo del Ente Cultural ·

Dirección Musical Jorge Bulacia Soler  Regisseur Nicolás Araoz

Asistencia de regiesseur Soledad Alastuey · Diseño de vestuario Sandra Mora · Diseño escenográfico José Jiménez ·

 


« El príncipe Tamino, perseguido por una serpiente (Dragón), se interna en los dominios de la Reina de la Noche, que le muestra un retrato de su hija Pamina, secuestrada por el malvado Sarastro. Tamino se enamora de la chica al ver su imagen, y la Reina promete darle la mano de su hija si la rescata. Junto con Papageno, el hombre-pájaro, Tamino se adentra en territorio de Sarastro, pero se da cuenta de que el mal lo encarna la Reina y no Sarastro. Pero para poderse establecer lejos de la Reina con su amada tiene que superar una serie de pruebas. Una vez superadas, los amantes se reúnen y demuestran que el bien triunfa sobre el mal »

Una deliciosa fábula sobre la fraternidad, rebosante de simbología y guiños masónicos, terminaría convirtiéndose el testamento musical de Wolfgang Amadeus Mozart. Sería la última de sus óperas que vería escenificada y cuyo estreno dirigiría. La flauta mágica nació fruto de la desesperación: Mozart se había visto prácticamente marginado de la vida musical vienesa tras la coronación de Leopoldo II como emperador, lo cual había hecho estragos en su economía doméstica.
En una precariedad económica similar se encontraba su amigo y empresario teatral Emanuel Schikaneder, quien le propuso componer una ópera para su teatro y quien, además, se hizo cargo del libreto (y de dar voz al primer Papageno). El resultado de esta colaboración obtuvo un éxito inicialmente modesto, tal vez porque, a pesar de sus episodios de genial comicidad, los ideales humanistas que subyacen a la obra no encajaron bien con las expectativas de un público eminentemente popular. Pero esos tímidos inicios darían rápidamente paso a una creciente consciencia de que La flauta mágica era simplemente sublime. Su profundidad y coherencia, su poderoso mensaje pacifista y su capacidad para incitarnos tanto a la acción como a la reflexión siguen hoy intactos.

 

Primer Acto

DIE ZAUBERFLÖTE (LA FLAUTA MÁGICA)

Lugar y época míticos

En una zona montañosa, el príncipe Tamino intenta huir de un monstruo que lo persigue (Zu Hilfe! Zu Hilfe!) hasta que, extenuado, cae inconsciente. Tres damas misteriosas aparecen y matan al monstruo. Las tres quieren quedarse junto al príncipe, cuya belleza admiran, pero, como no se ponen de acuerdo, finalmente se marchan.

Entra Papageno, pajarero al servicio de la Reina de la Noche (Der Vogelfänger bin ich ja), que delante de Tamino, ya despierto, se vanagloria de haber matado al monstruo.

Vuelven las damas, que castigan a Papageno por su mentira cerrándole la boca con un candado. Acto seguido explican a Tamino que son servidoras de la Reina de la Noche, cuya hija, Pamina, ha sido raptada. Muestran un retrato de la chica a Tamino, que inmediatamente se enamora de ella (Dies Bildnis ist bezaubernd schön).

Llega la Reina en persona y promete a Tamino la mano de su hija si lo libera de su secuestrador, el malvado Sarastro (O zittre nicht). Tamino acepta. Papageno lo acompañará. Las damas dan al príncipe una flauta mágica y al pajarero, liberado de su castigo, unas campanillas también mágicas que los podrán ayudar en caso de dificultades (Hm! Hm! Hm! Hm!).

La escena se traslada al palacio de Sarastro, donde Pamina es custodiada y maltratada por el esclavo Monostatos (Du feines Täubchen, nur herein!). La repentina llegada de Papageno salva a la chica. Los dos se van en busca de Tamino (Bei Männern, welche Liebe fühlen).

Mientras tanto, el príncipe, guiado por tres genios, ha llegado a un lugar donde se encuentran tres templos (Zun Ziele führt dich diese Bahn). Voces misteriosas no lo dejan entrar en los dos primeros. Del tercero, el Templo de la Sabiduría, sale un sacerdote que informa a Tamino de que la malvada es la Reina de la Noche y no Sarastro (Wo willst du, kühner Fremdling, hin?). Tamino, confundido, toca la flauta, que atrae a los animales (Wiestark ist nicht dein Zauberton).

Pamina y Papageno intentan seguir el sonido de la flauta, pero son interceptados por Monostatos y su pandilla. Entonces Papageno toca las campanillas, y Monostatos y los otros caen en un hechizo y se van bailando (Das klinget so herrlich).

Entra Sarastro con su séquito. Le explica a Pamina que la ha secuestrado para evitarle la influencia malvada de su madre. Monostatos ha capturado a Tamino, pero Sarastro castiga al esclavo. Tamino y Papageno son conducidos al templo para su iniciación (Wenn Tugend und Gerechtigkeit).

 

Segundo Acto

Sarastro explica a sus sacerdotes que Tamino debe superar una serie de pruebas antes de ser admitido en el Templo de la Sabiduría y ganar la mano de Pamina (O Isis und Osiris).

En el claustro del templo, Tamino y Papageno se disponen a pasar la primera prueba, la del silencio (Bewahret euch vor Weibertücken). Aparecen las tres damas, que les piden que vuelvan al servicio de la Reina (Wie? Wie? Wie?). Papageno no puede evitar hablar, pero Tamino calla.

Mientras Pamina duerme, Monostatos se le acerca con intención de forzarla (Alles fühlt der Liebe Freuden), pero la llegada de la Reina de la Noche provoca que se aleje. Esta entrega un puñal a su hija y le ordena que mate a Sarastro (Der Hölle Rache kocht in meinem Herzen).

Cuando la Reina se va, Monostatos vuelve, pero esta vez es expulsado por Sarastro. Pamina le explica los planes de su madre y le pide que la perdone. Sarastro responde que, en su reino, ni el odio ni la venganza tienen cabida (In diesen heil’gen Hallen).

Tamino y Papageno siguen con la prueba. Este último habla con una anciana, que le dice que es su pareja predestinada, pero desaparece antes de desvelar su nombre. Los tres genios aparecen llevando los instrumentos mágicos (Seid uns zum zweitenmal willkommen).

Pamina, como Tamino no le ha dirigido la palabra, se desespera y decide suicidarse (Ach, ich fühls).Sarastro y los sacerdotes convocan a Tamino y Papageno a las pruebas definitivas, invocando la protección divina (O Isis und Osiris, welche Wonne!). Pamina se va hundiendo en la desesperación, puesto que cree que Tamino ya no la ama (Soll ich dich, Teurer, nicht mehr sehn?).

Papageno, perdido en el templo e incapaz de seguir con las pruebas, lamenta su suerte.

Se le comunica que merece ser castigado, pero que los dioses lo perdonan, aunque nunca podrá ser un iniciado. Mientras, el pajarero suspira por conseguir una pareja (Ein Mädchen oder Weibchen). Vuelve la anciana diciendo que ella es su pareja. De repente,

se convierte en la joven y bonita Papagena, pero un sacerdote la obliga a marcharse

alegando que Papageno todavía no es digno de ella.

En un jardín, los tres genios cantan al sol naciente como símbolo del triunfo de la sabiduría sobre la ignorancia (Bald prangt, den Morgen zu verkünden). Pamina está a punto de suicidarse, pero los genios se lo impiden y le aseguran que Tamino la quiere, a pesar de su silencio.

Tamino es convocado a las pruebas (Der, welcher wandert diese Strasse). Pamina se une a él para pasarlas (Wir wandeln durch des Tones Macht). Mientras Tamino toca la flauta, los dos superan la prueba del fuego y la prueba del agua. Los sacerdotes lo celebran con gran alegría (Triumph! Du edles Paar!).

Papageno, perdida la esperanza de encontrar a Papagena, quiere acabar con su vida. Sin embargo, los tres genios lo disuaden y le recuerdan que puede tocar las campanillas mágicas, ante cuyo sonido aparece definitivamente Papagena. Los dos pajareros, muy felices, planifican un futuro con familia numerosa (Pa-Pa-Pa-Papagena! Pa-Pa-Pa-Papageno!).

Llegan la Reina de la Noche, las tres damas y Monostatos dispuestos a asaltar el templo y recuperar a Pamina (Nur stille! Stille! Stille!). Se oye un gran trueno y la tierra se los traga.

En el templo y a pleno sol, Sarastro y los sacerdotes dan la bienvenida a Tamino y Pamina, ya iniciados. En el coro final (Heil sei euch Geweihten!) todos dan gracias a Isis y Osiris por el triunfo de la sabiduría y la belleza sobre los poderes de la oscuridad.


 

 

Dirección Musical Jorge Bulacia Soler

Regisseur Nicolás Aráoz

Maestro preparador Oscar Buriek

Asistencia Soledad Alastuey

Diseño de vestuario Sandra Mora

Diseño escenográfico José Jiménez

Puesta en video Juan Guerra y Matías Guerra

Maestros internos Carolina Terraf – Marcos Cansinos – Luis Gómez Salas

Apuntador Franco Nicolás Ocampo

 

Solistas

1er Elenco 

Pamina – Marisu Pavón 

Tamino – Iván Vega 

Papageno – Sebastián Sorarrain 

Papagena – Josefina Viejobueno

Reina de la Noche – Laura Pisani

Dama 1 –  Valeria Albarracin 

Dama 2 –  Soledad Labanda 

Dama 3 – Claudia Manrique 

Sarastro – Marcelo Oppedisano 

Soldado 1 – Richard Mendoza 

Soldado 2 – Andrés Guerrero

Monostatos – Ramon Poliche 

Orador – Fernando Valeros 

 

2do Elenco

Pamina – Josefina Viejobueno

Tamino – Iván Vega

Papageno – Patricio Racedo

Papagena –  Emilia Suarez

Sarastro – Marcelo Oppedisano 

Reina de la Noche – Maria Siñeriz 

Dama 1-  Lisel Althaus

Dama 2 – Paula Lozano 

Dama 3 – Claudia Manrique 

Soldado 1 – Richard Mendoza

Soldado 2 –  Andrés Guerrero 

Monostats – Ramon Poliche

Orador – Fernando Valeros

 


 

♦ Orquesta Estable

Dirección Bulacia Soler, Jorge

Inspectora Ascárate Bullion, Julieta

Armadores Mansilla, Cesar Esteban – Lopez, Manuel A.

Luthier Castañeda, Juan Jose

 

Violines I

Albornoz, Penelope (Concertino)

Sanchez, Genaro

Vies, Maria de la Paz

Altamiranda Paul, Gabriela

Martinez, Celina

D’Mari, Maria Jose

Gallo, Armando

Cardozo, Emanuel

Humacata, Jeremías

Valenti, Jorge

Diaz Camacho, Ruben

Alonso Pablo

 

Violines 2

Filmann, Nancy

Ruiz Falci, Franco

Terán, Jose Manuel

José, Fabiana

Fernandez Jurado, Augusto

Iñigo, Bernardita

Guzman Villalobos, Diego

Zelaya, Facundo

 

Violas

Vallejo, Juan Manuel

Ruiz Falci, Carolina

Carrizo, Claudio

Ruiz, Marcelo

Bermudez, José Manuel

Jara, Marina

Arevalo, Magalí

Peña, Andrea

 

Cellos

García, Estela

D’amato, Carlos

Bon, Aldo

Haug, Carlos

Aguilera, Carla

Canaviri, Gabriela

Chiarello, Juan

 

Bajos

Efron, Bernardo

Gonzalez, Francisco

Romera, Daniel

Nakapelyukh, Ivan

Girbau, Jorge

 

Flautas

Velazco, Gustavo

Sanchez, Simón

Pereyra, Luciano

 

Oboes / corno ingles 

Vies, María Natalia

Civallero, Roxana

Brizzio, Abel

Revello, Juan

 

Clarinetes

Vazquez, Juan Pablo

Olivares, Javier

Tallarita, Dante (Adscripto)

Alemany, Horacio (Adscripto)

 

Fagotes

Giglio, Walter

Rosello, Marcela

Zuleta, Enzo

 

Cornos

Peña, Fernando

Alves, Celso

Omaña, Roselyn

Lizana, Héctor (Refuerzo)

 

Trompetas

Nieva, Ruben

García, Alvaro

Agüero, Daniel

Pereyra, Gabriel

 

Trombones

Gomez, Alvaro

Coronel, Cecilia

Salazar, Valeria

 

Tuba

Keser, Eduardo

Teclados

Merched, Maria Laura

 

Timbal y percusión

Palomino, Adolfo

Gutierrez, Ignacio

Perez, Maximiliano

Torres, Mara

Blac Sleiman, Emir

 

 

♦ Elenco Teatro Estable

Dirección Andrés D’Andrea

Actor · pájaro Papageno Guillermo Arena

 

♦ Coro Estable

Dirección Mtro. Ricardo A. Sbrocco

Pianista acompañante Oscar Buriek

Sopranos

Del Carril, Cynthia

Fecha, Ester

García,Constanza

Labanda, Pilar

Ledesma, Marcela

Ocaranza, Juana

Pacios, Mariana

Romero, Marta

Osman, Eliana

Pili Labanda

 

Mezzosopranos

Ascarate, Sofía

Bejar, Analia

Campiantico, Giuliana

Cardozo, Andrea

Castelluccio, Rafaela

Cerrutti, Mariana

Irrazabal, Corina

Medina, Milagros

Ordoñez, Paola

Scalora, Noelia

Singh, Sofía

 

Tenores

Abad, Fabián

Alonso, Alejandro

Arrieta, Daniel

Girbau, Gustavo

Mondino, Enrique

Moreno, Mario

Villagran, Facundo

Viera, Esteban

Wexler, Mario

Zeitune, Oscar

 

Barítonos 

Ascarate, Eduardo

Corroto, Ariel

Destassio, Sergio

Dip, Raúl

Domínguez, Miguel

Gutiérrez,Víctor

Jiménez, Pablo

Morales, Pablo

Safarsi, Matías

Gonella, Gaspar

Tiseira, Alfredo

 

♦ Ballet Contemporáneo

Dirección Patricia Sabbag

Juan Martínez

Rafael Segobia

Melisa Bellagamba

Ana Andole

María Aguilera

Walter Ferreira

 

♦ Coro de niños y jóvenes 

Dirección Ana María Ternavasio

Pianista acompañante Luis Gómez Salas Asistente María Josefina García Inspector Luis Diez

Marta Sofía Fernández Varela

Matilda Rojo Ale Alí

María Nicoletta Cinellu

Guadalupe Ferreyra Lobato

Luz María Maldonado

Alina Di Vece

Martina Nair Ojeda

María Victoria Ferreyra Lobato

 

♦ Grupo de Teatro de niños y jóvenes

Dirección Lilian Mirkin · profesor y compositor de música Fernando Flores Blasco

Pamina niña Emma Acevedo

Tamino niño Bruno Cabral

Sarastro niño Pia Apestey Rodriguez

Niño y niña cañaberal Juan Carlos Jaime – Mar Díaz Alonso

 

♦ Figurantes

Ivanna Cruz

Magdalena Castro Lopez

Dario Moleker

Fabricio Luna Quiroga

Alejandra Rojas Paz

Alo Casaña Foget

Jorge Banuera

 

♦ Escuela de Circo

Dirección Pablo Quiroga

Ana Gabriela del Milagro Molina

Paula Lobo

Maria Lajandra Lobo Stegmayer

Sasha Aviles Ottón

Guadalupe Salina Brandan

Julieta Aldana Mila

Julian Basso

Ignacio Gabriel Garcia

Jose Emmanuel Miranda

Esteban Samuel Perez

Lucio Sebastian Uda

Diego Leonardo Alderete Nebbia

La entrada La Flauta Mágica · ópera de W.A. Mozart aparece primero en ENTE CULTURAL DE TUCUMÁN.