La cultura que nos iguala

El jueves por la tarde abrió las puertas de su nueva sede la Biblioteca Provincial de Discapacitados Visuales. El evento sirvió como festejo del 26 aniversario de la institución dependiente del Gobierno de la Provincia de Córdoba.

La Biblioteca de Discapacitados Visuales celebró su 26 aniversario con una serie de actividades inclusivas a cargo de distinguidos artistas no videntes de Córdoba. Desde las 16, en la nueva sede de  Chacabuco 229, esta importante institución diseñada y pensada para públicos en situación de discapacidad visual festejó su cumpleaños con un abanico de actividades para todos los públicos.

El evento fue inaugurado con las palabras de la presidenta de la Agencia Córdoba Cultura Nora Bedano que destacó la importancia de “un espacio que a través de la cultura nos iguala y nos hermana, más allá de nuestra condición física y nuestras capacidades”.  En su discurso la titular de la cartera de cultura subrayó los avances que desde el Gobierno de Córdoba se vienen haciendo en materia edilicia y de propuesta de contenidos para la Biblioteca de Discapacitados Visuales a la vez que instó a los presentes a seguir trabajando en la incorporación de nuevas actividades artísticas, culturales y recreativas para el espacio. Bedano estuvo acompañada por la Subdirectora de Letras y Bibliotecas de la Provincia Griselda Gómez, por al responsable de RRII de Córdoba Cultura Silvia Longo y por la encargada de la Biblioteca de Discapacitados Visuales Nuria Graco.

Posteriormente se llevó a cabo una degustación de vinos que estuvo a cargo del Club de Catadores Ciegos Enólogos Alberto Molina. La actividad contó con el protagonismo musical de Nicolás Vega, flautista formado por la querida y recientemente desaparecida Elvira Ceballos. Minutos más tarde,  el actor  Ariel Estrada puso en  palabras a sus vivencias desarrollando un monólogo en el que  describió los desafíos y situaciones cotidianas que afrontan las personas con ceguera en esta sociedad.

Para el cierre,  la artista cordobesa Graciela Escudero presentó y  exhibió sus trabajos. Los presentes pudieron compartir con ella un libro en formato braille  y uno  en tinta que reunían narraciones autorreferenciales. La puesta se completó con una serie de obras plásticas con relieve.

 

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*